Como ya os anuncié aquí, en la última visita a la pediatra por la revisión de los 18 meses, dado que Bebé Fúturo no es independiente en su proceso evolutivo al caminar, nos ha mandado, por protocolo, a distintos especialistas. Algunos ya tuvimos una visita anteriormente y quedó pendiente de revisión, así que matamos dos pájaros de un tiro.

Neuropediatra: Yo no lo sabía, pero es quien revisa la motricidad del nene si éste no sigue la evolución establecida. Por ejemplo, que a los 18 meses camine solo.

En la revisión no encontró nada de lo que debiéramos preocuparnos, solamente observó que apoya más de lo que esperaba sobre el dedo al caminar. Aunque no ve que haya problemas con la musculatura ni nada y lo más probable es que sea una barrera mental de mi niño.

Traumatólogo: es quien revisa en caso de que el fallo sea mecánico, tanto en huesos como en músculos.

Tras revisar en profundidad a Bebé Fúturo, nos dijo que no veía ninguna problemática y que, por la parte traumatológica, estuviéramos tranquilos. Que de haber un problema sería neurológico. (Esto no nos ha dejado muy tranquilos).

Neurólogo: Es quien revisa si hubiera algún fallo nervioso.

Yo iba con el susto del traumatólogo. Además, que teníamos la visita pendiente por la doblez extraña del final de la columna. No estaba especialmente preocupada, pero un poco sí que intranquila.

Tras revisarle de nuevo la doblez extraña y hacerle unas pruebas in situ. Nos dio tranquilamente el alta y, que dado estábamos pendiente de la revisión del neuropediatra, nos daba el alta.

Otorrino: encargado de las fosas respiratorias y el sistema auditivo.

Iba muy relajada, porque la vez que fuimos estaba ya de vacaciones y antes de la visita no había estado en la guardería. Se había tomado la medicación todos los días y hasta habíamos ido a la playa por su recomendación.

Por lo que no me esperaba que siguiera enfermo de otitis… Se sorprendió hasta el otorrino, porque no había ido a la guardería, no era época de resfriados y presentaba indicios de otitis. Así que un mes más con medicación. ¡A ver si no hay que operarle!