Buscar

Mamifutura

Mis sentimientos y pensamientos como madre

Etiqueta

Herramientas Útiles

Pañales Desechables. Segundo Encuentro

AQUÍ os prometí que haría una crítica concienzuda sobre las diferentes marcas de pañales que he probado y cómo me ha ido con ellas. Por lo que vengo a desgranar mi experiencia para quien pudiera aportarle algo.

He probado de la Talla 2 las marcas de Carrefour, Dodot Sensity y Chelino. Las de Carrefour me llegaron en una tarta de pañales preciosa, los Dodot Sensity los compramos en una superoferta de nuestro supermercado online y los Chelino los compramos en la fábrica de Indas directamente (tal y como os cuento en el post que os referenciado antes). Aunque después cuando repetimos los compramos en una tienda online…

Cuando pasamos a la Talla 3 sólo nos quedamos con Chelino.

Carrefour Talla 2

Son los que menos me han gustado. Tienen muy buena fama y conozco a muchísima gente a quienes les ha ido muy bien, pero la verdad es que son los únicos pañales que han puesto el culito de Bebé Fúturo rojo. No fue muy exagerado, pero yo sí he notado que le ha irritado más que cualquiera de los otros pañales. De precio, pues no sé… como ya os he dicho nos llegaron de regalo. La absorción me pareció buena. El diseño muy sencillo y blanco. La verdad es que no los he gastado todos por lo que ya os he comentado, pusieron el culito de Bebé Fúturo un poco rojo y cuando nos quedaban unos pocos, directamente descarté su uso.

Dodot Sensity Talla 2

Estos pañales tienen una particularidad. Tienen una franja amarilla a lo largo del pañal. Al principio pensábamos que formaba parte del diseño sencillo pero resultón del propio pañal, hasta que un día Papá Fúturo se dió cuenta que dejó de ser amarillo para volverse azul una vez que Bebé Fúturo meó. Obviamente son los pañales que más a menudo cambias porque los recién nacidos están todo el rato haciéndose porropopó. Entre que eres primerizo y que lo cambias, con suerte, casi cada hora, que tengan este invento para prever si hace falta el cambio o no, ¡es genial! Porque el porropopó suena cuando sale, es muy evidente, pero a veces hace más pipí que porropopó y no tienes claro, hasta que le coges el punto a ser padre, si es necesario cambiar el pañal.

He tenido siempre la sensación de que son bastante resistentes en cantidad de pipí, pero la verdad es que con lo a menudo que se hacía porropopó no lo hemos podido averiguar a conciencia. En cuanto a precio, pues no es algo apto para todos los bolsillos, pero pillando superofertas puedes hacerte con un arsenal por un precio aceptable. No le han hecho en ningún momento ninguna rojez al culito de Bebé Fúturo, por lo que estuvimos muy contentos.

Chelino Talla 2

Era de los que más cantidad de pañales teníamos y de los que más hemos tirado, lógicamente. Nos han ido muy bien, estuve muy contenta con ellos. Cuando nos quedábamos sin pañales de tela para usar por la noche, usábamos los chelino y cuando dejó de ser tan recién nacido como para hacer porropopó con cada toma, aguantaban toda la noche del tirón. Nunca hemos tenido escapes y el culito de Bebé Fúturo también estuvo más blanquito que la leche. Me gustaron muchísimo.

Chelino Talla 3

Como nos fue muy bien la Talla 2 de esta marcha y teníamos de la Talla 3, continuamos con esta marca. Que siguió siendo fabulosa… hasta que hemos tenido que comprar más.

No nos salía rentable acercarnos a la Fábrica de Indas a comprar más pañales Chelino y buscando en internet nos decidimos por comprarlos online. Los que tenían en stock los vendían como “Más Finos” que los normales y no pensamos que hubiera mucha diferencia.

ERROR. Fue un absoluto y completo fracaso. Efectivamente son más finos e igual de bonitos, pero nada efectivos. En su favor puedo decir que el culito de Bebé Fúturo sigue perfecto, pero todas, y con todas digo TODAS, las noches tiene escapes. Por la mañana amanece con el pijama y el colchón de la cuna completamente mojados. Y ya está así en la segunda toma nocturna (sólo hace 2). Para que no ocurra, hay que apretarle mucho la cintura y se le nota incómodo. Ha sido una grandísima decepción porque por lo general estábamos muy contentos con Chelino.

Toallitas Chelino

No me planteo probar otros, la verdad es que me gustan muchísimo. Tanto el olor suave que tienen, como el hecho de que tengan leche de almendras en su composición. De todos los que he probado (en casa de Abuela Fútura de PF compran a veces unos normales) son, con mucha diferencia, los que más me gustan. Los pañuelos, como mucho, salen de dos en dos, aunque en el último paquete ni eso. Son paquetes bastante grandes y la tapa-pegatina que los cierra funciona fenomenal durante todo el tiempo de uso.

Por las noches pongo cuidado para guardar el paquete con la tapa hacia abajo para que no se sequen los pañuelos de arriba, pero en general guardan una humedad precisa. Creo que debo agradecerles no haber tenido que usar casi nada de crema de culito de bebé.

Hasta aquí mi crítica sobre los pañales desechables que he usado.

Pañales de Tela. Primer y Segundo Encuentro

NOTA IMPORTANTE: Leer a continuación Pañales de Tela. Corrección

Hace mucho tiempo que quiero hablaros de ello. El Primer Encuentro iba a hablar de porqué me he decidido por los que he comprado, pero la verdad es que se puede resumir y creo que es mejor la experiencia una vez probados. De la otra manera habría teorizado mucho.

Pues me decidí por los “Todo en Uno”. Hay muchos tipos (y los encontráis fácilmente en otros blogs), entre los que yo destacaría los cobertores y los todo en uno. ¿Por qué elegí los últimos? Porque también se pueden usar como cobertores en un momento dado y después se usan como pañales todo en uno. Concretamente me decanté por los Blueberry Minky (el minky es totalmente capricho).

También tenemos el mundo de los injertos, que hay diferentes tipos. Nos decantamos por los de cáñamo, por su absorción. Compramos la mitad de los recomendados porque para salir a la calle teníamos intención de usar los pañales desechables (de los que ya hablé AQUÍ). Lo que yo no sabía es que con los pañales también vendrían injertos de microfibra, por lo que genial. Compramos 8 pañales de tela Blueberry Minky y 8 injertos de cáñamo.

________________________________________________________________________________________

Ahora que Bebé Fúturo ya está en nuestra vida puedo hablaros de cómo las usamos realmente. Al principio, como os podéis imaginar, el número de defecaciones era desproporcionado para un cuerpecito tan pequeño y empezamos a lavarlos a mano y a tender en el balcón según se nos iban amontonando. Lavábamos más o menos dos veces a diario para que no se nos acumulara mucho. Bebé Fúturo requería una enorme parte de nuestro tiempo, pero también teníamos que preocuparnos de comer y esas cosas.

Cuando Papá Fúturo se incorporó al trabajo el ritmo de lavados bajó, por suerte también el ritmo de defecaciones. Aún así cuando se nos acumulaba el trabajo nos encontrábamos sin recambios para el pañal. Así que tuvimos que ingeniárnoslas para descubrir un nuevo método y creo que ya hemos dado con el ideal.

Cada dos días me siento al lavamanos con los injertos y pañales sucios. Le quito frotando el exceso de heces y froto con el jabón lagarto en pastilla un poco. Así cada uno hasta terminar. Luego los meto en la lavadora con un programa corto de lavado y quedan geniales. Finalmente los tiendo en la terraza donde todas las mañanas les da el Sol y las manchas desaparecen.

Sobre nuestra experiencia directa con ellos, ¡estamos encantados! Nada de rojeces, noto que se queja mucho menos que con los desechables, ahorramos bastante y son muy bonitos. Alguna que otra vez sí me los he llevado para la casa de Abuelos Fúturos y no hemos tenido problemas, claro que allí la abuela enseguida los lava y tiende para que nos los llevemos limpios y secos de vuelta.

Ahora mismo los usamos más como cobertores, así los aprovechamos más. He notado que con los injertos de microfibra el culo se queda más limpio, es más fácil despegar las heces. En cambio el de cáñamo sí se nota que es mucho más absorbente. De momento los uso indiferentemente, pero seguramente acabe usando los de microfibra para el día y los de cáñamo para la noche.

Pañales de tela

PD: se me ha olvidado contar la primera vez que oí hablar de ellos. Fue Papá Fúturo quien me dijo de mirarlo y pensé en los triángulos de tela blanca sujetada con imperdibles grandes. Menos mal que finalmente se toparon en mi camino. Se parecen a pañales normales, pero son de tela.

PD: se me ha olvidado un montón de cosas que

Tema Porteo: Segundo Encuentro

Primer Encuentro: AQUÍ.

Pues la verdad es que con la cesárea tuve algo de miedo de empezar a portear. La verdad es que me encontraba muy bien, pero ya se sabe… Recomiendan calma con estas cosas dado que las consecuencias pueden ser imprevisibles y no muy favorables. Así que empezó a portear Papá Fúturo.

El primer día que sacábamos a Bebé Fúturo de paseo (al segundo día de llegar a casa) nos decantamos por probar “el invento”, así que Papá Fúturo se lo puso por casa para comprobar que lo hacíamos bien y fue un exitazo desde el principio. Se encontraban muy cómodos los dos, a Bebé Fúturo se le veía que se sentía protegido y Papá Fúturo se le veía entusiasmado, así que salimos con el invento por la calle.

Yo no hacía más que verle ventajas: no había escalones que molestaban, a la hora de cruzar no tenía que ir uno en avanzadilla para parar los coches en esquinas de poca visibilidad (siempre hemos odiado a los padres que sin mirar meten el cochecito en el paso de cebras dispuestos a que atropellen a sus hijos), tenías las manos libres, la gente no toca al bebé constantemente. Todo eran ventajas y no veía ningún inconveniente.

Luego llegó el día en el que me vi dispuesta a probarlo yo (dos días más tarde, no aguanté mucho más). Salimos para comprar el pan y estuve pletórica con el invento. Me sentía embarazada de nuevo. Sólo que también bastante preocupada porque Bebé Fúturo no hacía ningún amago por moverse, me pasaba cada cinco minutos comprobando su respiración… parecía inexistente. Aquello era como hacía apenas una semana, tenía que acostumbrarme a medir el espacio a mi alrededor para evitarle golpes a Bebé Fúturo, pero mi cuerpo estaba a tope.

A día de hoy, exactamente seis semanas después de que Bebé Fúturo llegara a la vida, porteo hasta para ir al servicio. Hay momentos en los que Bebé Fúturo (como cualquier otro recién nacido que pasa a ser bebé) empieza a reclamar de manera más espontánea y, sobre todo, llamativa a sus padres. Cuando has comprobado que no tiene hambre y el culito está sequito, sospechas que es un gas que todavía no ha expulsado o simple necesidad de afecto, en cualquiera de estos dos últimos casos el porteo obra milagros. Es poner a Bebé Fúturo en el fular y se obra toda la magia: se queda tranquilo y se duerme. Así que cuando estoy sola en casa y no hay hambre ni pañal sucio pero Bebé Fúturo requiere sus mimos, le planto dentro y me dedico a lo que necesito hacer.

Y ahora es cuando confieso que jamás pensé que usaría el porteo para ir al servicio.

Por cierto, el método que hemos elegido nosotros es con un fular elástico, regalo de Garbanzita a quien se lo agradezco de mil amores. Hay muchos más, pero esa información os las pueden dar asesoras del porteo, recomiendo a Portakanguritos entre otras (tiene un curso online gratuito para elegir el mejor portabebés que se adapta a ti).

Porteando

PD: AQUÍ os cuento más.

Mochila del Hospital para Futuro Bebé

Prometí que haría un post sobre ello, y aquí lo traigo. Las cosas que nos llevamos para Futuro Bebé al hospital. No sé si son muchas, si son pocas, si son demasiadas, o si falta cualquier chuminada. Así que podéis criticarla como gustéis que seguramente tengamos presente la opinión de madres ya experimentadas.

La lista que elegimos para seguir sobre las cosas que habría que llevar al hospital la sacamos de AQUÍ y AQUÍ. Para tener una referencia más o menos clara. Sabemos que en los hospitales públicos sólo te dejan llevar la primera puesta de salida del hospital, todo lo demás lo proporciona el hospital en sí y no llevan muy bien que te lleves tus propias cosas. Pero no es así en el privado, y depende mucho del privado. Así que nos lo llevamos todo que más vale que sobre a no que falte (o como dirían en mi tierra: “máh vale que zozobre a no que zofarte”).

La lista definitiva es más o menos una cosa así:

  • 6 bodies;
  • 2 pares de patucos;
  • 3 jerséis y polainas y 3 pijamas;
  • 4 baberos;
  • un gorrito de algodón;
  • un par de manoplas;
  • una manta polar para salir del hospital;
  • Aseo. Un paquete de pañales, crema protectora para el culito y loción hidratante;
  • Una bolsa aparte con la primera puesta del bebé.

Hemos recibido la recomendación de una amiga de llevar también lima y tijeras para cortar uñas porque hay bebés que nacen ya con las uñas largas y la broma en el hospital sale por un pico. En su experiencia tuvo que pagar 25 euros por una lima en la tienda del hospital cuando ya lo tenían en casa. Así que me llevo ya la que tengo y me lo ahorro.

Y ahora las fotillos de lo que me voy a llevar para guardarlo en el recuerdo.

Para empezar, los bodies. Habíamos dicho que había que llevar seis, los llevamos de 1 mes. Si le queda la ropa grande no me preocupa, pero sería un fastidio que le quedara pequeña, así que preferimos que “zozobre”.

Mochila Futuro Bebé

Habíamos dicho también jeréys y polainas y pijamas. Como no sabemos qué es lo más cómodo, llevamos de los dos y así no nos complicamos. Mitad y mitad, ya veremos qué usamos o qué dejamos de usar. Todo sea que me ponga a lavar ropa en el lavabo del hospital…

 Mochila Futuro Bebé

Por cierto, el primer jersey azul que se ve, el que está por encima, lo hizo a mano Futura Tía Abuela para Futuro Primo, pero no se lo llegó a poner y le toca estrenarlo a Futuro Bebé.

Mochila Futuro Bebé

El aseo que nos llevamos es amplio, lo sé. Más de lo que se recomienda, ¿pero cómo sé yo si es mucho o es poco o es lo necesario? Soy madre primeriza y, dejándome de pijadas porque no las llevo nada bien, me llevo lo que quiero que mi hijo use… Todo sea que en medio de la experiencia las cosas se queden en el fondo del bolso.

Mochila Futuro Bebé

Los baberos los gané en un sorteo de PequesGuapos, os los recomiendo totalmente. No sólo son preciosos, si no que también se puede apreciar la buena calidad. Según veamos el uso que tengamos de baberos, seguro que les hago más encargos.

El conjunto de gorrito, manoplas y patucos lo ha comprado Futuro Papá un día de recados… Son su antojo para Futuro Bebé en el hospital y a mí me derriten de amor sólo de recordar cuándo me los “presentó”.

Mochila Futuro Bebé

Y llegamos a mi caprichito, la primera puesta. Parece grande, lo sé, pero se puede arremangar. Nos hemos negado a comprar Talla 0, esperamos usarlo en más de una ocasión, no sólo para salir del hospital. Pero vi esa camisa a cuadros como body y el vaquero, ¡¡y no me pude resistir!! Todo el mundo le pone alguna pega, pero vamos a ver… Sólo es para salir del hospital y hasta llegar a casa, tampoco creo que tengamos que hacer un mundo de un capricho de madre.

Mochila Futuro Bebé

Y finalmente la bolsa con todo dentro. Parece que va a explotar, pero tiene su historia y no quiero otra. Es la bolsa que Futura Abuela usó cuando salió del hospital con Futuro Papá. ¡No puede ser otra!

Mochila Futuro Bebé

Con vuestra experiencia, ¿consideráis que nos falta algo?

Pañales Desechables: Primer Encuentro

Tengo en los borradores desde hace 4 meses un post pendiente para los Pañales de Tela, prometo que escribiré pronto sobre ello, pero hoy quiero contaros mi experiencia, sin haberlo probado, de los pañales desechables.

Futuro Papá y yo hemos decidido que haremos una combinación entre ambas opciones. Los pañales de tela nos gustan mucho, pero no encontramos su pragmatismo a la hora de salir a la calle. Seguro que estando fuera de casa habrá un momento en el que habrá que cambiarle el pañal… ¿Y qué haces con el pañal de tela sucio? ¿Lo vuelves a meter en el bolso? ¿Y si no somos capaces de quitar el olor que impregna el ambiente de las heces de Futuro Bebé? Supongo que me explico…

Por eso, nuestra intención es usar los pañales de tela en casa y los pañales desechables para salir a la calle.

Por otro lado, varios amigos nuestros han insistido en que fuéramos directamente a la Fábrica de Indas a comprar los pañales desechables. Porque la diferencia de precio es bastante notable y son pañales de buena calidad. Y os aseguro que son varios amigos los que han insistido en esta opción, así que haciendo caso a la voz de la experiencia… ¡¡allá que fuimos!!

Desde PueblitoMadrid ha sido una hora y media de viaje. Está fuera de nuestra provincia y en una dirección que nos conocemos muy bien de cuando vamos a CiudadPequeña, pero la verdad es que una hora y media de viaje para… diez minutos, y otra hora y media de viaje de vuelta, agota a cualquiera.

No sé lo que me esperaba, quizás no una visita guiada, pero no lo que me encontré… Casi fue un “aquí te pillo, aquí te mato”. Una señora, bastante amable, aunque muy toledana (no sé si conocéis a una persona toledana, pero madre mía cómo se las gastan… ¡Ya me lo decía mi padre y no me lo quise creer!). Bueno, empecemos por el principio.

Llegamos como buenos novatillos que sólo veían una fábrica enorme y a la que todo el mundo estaba observando los movimientos. Nos acercamos a la garita del guardia de la entrada y le preguntamos dónde podíamos agenciarnos con unos pañales. El hombre nos preguntó si era nuestra primera vez… ¡como si no se nos viera en la cara! Después nos dijo que teníamos que coger un carrito (y dónde estaba el carrito) para meternos en la oficina de atención al público en todo el centro de la fábrica.

Yo, como paleta de pueblo de toda la vida, miraba todo con mucha curiosidad. Quería meterme por ese pasillo en el que se veían cajas más grandes que yo, quería meterme al fondo del pasillo del centro al que nos han mandado a subirme a las máquinas transportadoras que había… Qué mal acostumbrada me tiene la tele con eso de que podemos ver cómo se fabrica todo.

En cambio nos metimos en unas puertas corredizas en una habitación tan grande como mi salón. Bueno, quizás un poco más, pero la verdad es que comparado con la inmensidad de la fábrica, eso no era más grande que mi salón. Lleno de cajas, muchas cajas… Un mostrador… Y una señora.

La señora se levantó para atendernos y fue muy amable, seca como la mohama, pero muy amable. Nos preguntó por nuestras intenciones e intentó guiarnos en nuestras decisiones. Le sorprendió mucho cuando hablamos de pañales de tela, por lo que nos han comentado todos nuestros amigos y por su experiencia, acierta al 100% con la cantidad de pañales que debes llevarte para el uso del bebé… Vamos, que no tienes que volver y que tampoco te montas tu propia fábrica en casa, no suelen sobrar muchos.

Es verdad que sabía darnos números y cifras de la cantidad que se solía usar, pero no sabía guiarnos para los pañales de tela. Aún así decidimos comprar la mitad de lo normal… Y nos guió en la práctica.

Pudimos llevarnos pañales de Talla 2 y Talla 3, discos de lactancia, empapadores y toallitas. También tenían toallitas para quitar maquillaje y más cosas… pero nos centramos en eso. Lo cogimos todo, nos cobró… y adiós muy buenas.

Creo que habéis tardado más en leer hasta aquí que lo que nosotros tardamos en ser atendidos en la tienda.

Y ahora es cuando viene el kit real de la cuestión, la comparativa de precios. Hay que tener presente que en la fábrica las cantidades se venden por cajas, puedes comprar tantas cajas como quieras, pero no puedes comprar media caja… Y desde luego que las cantidades son grandes.

Al hablar de la Fábrica de Indas, estamos hablando de la marca de pañales Chelino. La comparativa la voy a hacer con una compra online (acabo de descubrir que no son tan fáciles de encontrar en los hipermercados más comunes, a pesar de tener muy buenas críticas). Los precios los pongo por unidad, luego especifico la cantidad que se vende en la Fábrica (por cajas).

Pañal Chelino Talla 2:

Precio Fábrica Indas – 0,15 €
Precio Online – 0,16 €

Pañal Chelino Talla 3:

Precio Fábrica Indas – 0,15 €
Precio Online – 0,17 €

Toallitas Chelino:

Precio Fábrica Indas – 0,018 €
Precio Online – 0,021 €

Empapadores Indas:

Precio Fábrica Indas – 0,28 €
Precio Online – No disponible. Lo más parecido son unos cambiadores desechables Chelino que salen a 0,29 €

Discos de Lactancia. Maternity Protege-Mamas:

Prefio Fábrica Indas – 0,12 €
Precio Online – 0,14 €

El precio por unidad la verdad es que no tiene mucha variación si nos decidimos por esta marca. Pero vamos a ver con lo que he comprado yo, cuánto me he ahorrado. Tened presente que en un caso normal, se gasta el doble de lo que nosotros compramos porque nos decidimos a comprar la mitad porque tenemos intención de usar también pañales de tela.

Pañal Chelino Talla 2:

Fábrica Indas – Compramos una caja (6 paquetes x 28 pañales = 168 pañales). TOTAL: 25 €
Online – Mismas condiciones de 168 pañales. TOTAL: 27,30 €

Pañal Chelino Talla 3:

Fábrinca Indas – Compramos dos cajas (6 paquetes x 36 pañales = 216 pañales x 2 cajas = 432 pañales). TOTAL: 66 €
Online – Mismas condiciones de 432 pañales. TOTAL: 71,40 €

Toallitas Chelino:

Fábrinca Indas – Compramos una caja (12 paquetes x 60 toallitas = 720 toallitas). TOTAL: 13,20 €
Online – Mismas condiciones de 720 toallitas. TOTAL: 16,90 €

Empapadores Indas:

Fábrica Indas – Compramos una caja (6 bolsas x 20 empapadores = 120 empapadores [60×60]). TOTAL: 33,60 €
Online – Son otra marca más específica que sirve para lo mismo, ponemos misma cantidad. TOTAL: 35 €

Discos de Lactancia. Maternity Protege-Mamas:

Fábrica Indas – Compramos tres cajas (30 unidades x 3 cajas = 90 discos de lactancia). TOTAL: 11,40 €
Online – Mismas condiciones de 90 discos de lactancia. TOTAL: 12,75 €

TOTAL FÁBRICA INDAS: 149,20 €
TOTAL ONLINE: 163,35 €

AHORRADO: 14,15 €

Ahora bien, hay que tener presente la diferencia de precio que tiene Chelino con otras marcas (dejo libre albedrío para que busquéis la diferencia con la que prefiráis) y que es una marca con buenas críticas difícil de encontrar. Por cierto, que estamos hablando de una diferencia de precio de casi el doble si compráis las cantidades recomendadas, claro.

Prometo haceros una comparativa de calidad con una marca archiconocida en el segundo encuentro.

Para leer la opinión: AQUÍ

Tema Fajas: Primer Encuentro

Trayendo al recuerdo: Mi Ginecóloga en la última visita a urgencias me recomendó usar faja. Pues llevo un tiempo buscando información al respecto y me ha costado mucho encontrar opiniones personales de experiencias con fajas.

Pues ha dado la casualidad que la esposa de un Compañero de Trabajo es dueña de Coccolati. Es una tienda con productos de maternidad y de bebés. Podéis echarle un vistazo, seguro que encontráis algo interesante. Tiene juegos y cosas de premamá a un precio muy aceptable.

Dentro de su catálogo tiene tanto Faja de Embarazo como Faja Cinturón de Embarazo. Productos que no sabía por cuál elegir. Le pedí opinión a mi compañero y ha sido tan amable de traerme ambos para que probara por cuál me decidía.

Esta mañana tuve la oportunidad de probarlos y la verdad es que me ha costado mucho decidirme y como los precios son muy aceptables no me importa y me quedo con los dos.

El cinturón me resulta más cómodo para las jornadas de trabajo, en los que paso mucho tiempo sentada y tengo ratos en los que me paseo por todo el edificio. Es fácil de quitar y de poner.

Hoy lo he llevado al trabajo, acabo de terminar y después de probarlo durante todo el día me reitero en la opinión de que llevarlo puesto siempre es molesto, pero en los ratos de ir de un sitio a otro viene muy bien.

Esta mañana mientras fregaba la pila he notado una gran diferencia entre llevarlo y no. Ayer estuve parando por etapas porque me cansaba mucho. Fregaba platos y tenía que sentarme antes de seguir con los vasos. En cambio hoy no he tenido problemas en acabar con la pila antes de sentarme.

Ahora en el autobús me lo acabo de quitar porque aprieta mucho en posición sentada y como es un cinturón con velcro, ha sido muy fácil.

En cambio la faja sé que me va a venir genial para cuando pase el día en casa y quiera dedicarme a organizarla. Se nota que es cómoda para llevarla todo el día y no quitarla, sujeta bastante bien la tripa, pero creo que no es cómoda para una jornada laboral. Llamémoslo intuición.

Todavía no he podido probarla como el cinturón y no tengo una opinión tan firme. Pero me gusta mucho la sujeción que tiene.

Antes de decidirme la verdad es que en Internet he encontrado todo tipo de opiniones sobre el uso de la faja para el embarazo. Algunas les ha ido bien, otras no la han soportado, hay quienes no han notado diferencia y hay quien no las recomiendan por expertos. Yo creo que es algo que debe medir cada mujer, a mí, de momento me viene muy bien. Es el primer encuentro, tengo intención de dar otra opinión dentro de un mes cuando las haya probado con más asiduidad.

Os recuerdo que tuve la oportunidad de ver el cinturón faja de Basallo (AQUÍ), pero el precio casi se triplica respecto al que tengo y no lo he podido encontrar en tienda física. Pero no he querido dejar de recordarlo.

¡Habemus Carrito!

¿Qué pasa cuando haces planes y éstos no salen? Pues que te renuevas o mueres… y creamos otros. El hijo de AmigoD y AmigaS cumplió años esta semana y nos apetecía hacerle un regalo, ya lo teníamos decidido (internet, cuánta sabiduría) de una cadena de juguetes infantiles que hay en un centro comercial cercano. Así que fuimos, uno de los regalos nos gustó tanto que también se lo cogimos a Futuro Bebé, si nos sale astrofísico como deseaba serlo su madre ya os diré.

Aprovechando que en el mismo centro comercial había un Carrefour, nos acercamos a ver la sección de nuestra pesadilla… ¡¡y es que todo estaba de oferta!! Para Futuro Papá era importante que el carrito tuviera ruedas grandes y buenos amortiguadores, para mí ya lo sabéis: sin capazo y con Grupo 0+ que tuviera Isofix. Mis condiciones los cumplía a medias uno, cuyas ruedas eran enanas y los amortiguadores no eran muy allá…

Después de media hora de estudiarnos los carritos que tenían nos decidimos por un trío (con capazo) y un Grupo 0+ sin isofix que tenía ruedas grandes y buenos amortiguadores. Concretamente el Nurse Town Trio, podéis verlo AQUÍ.

El precio de Carrefour sin oferta era 359 €, pero nos costó 299 €. Por internet lo estoy viendo hasta por 429 €. Ya os contaré si nos mereció la pena, aunque para eso hay que esperar.

PD (26/09/2016): AQUÍ podéis leer la opinión después de 18 meses de uso.

El Infierno de los Carritos

No puedo llamarlo de otra manera, es una auténtica pesadilla. Me pasa lo que me pasa siempre y con todo, tengo la manía de saber lo que quiero, demasiado bien…

Recuerdo la pesadilla de mis zapatos de boda. Sé lo que quiero y no acepto otra cosa, soy flexible… Pero hay cuestiones básicas que tengo claras. Por ejemplo en el caso de los zapatos: los quería rojos, sandalias, cerrados en la parte de atrás del tobillo, con tacón de 9 cms mínimo y tacón grueso. Lo encontré de chiripa por internet por 25 euros, se presentaba el problema de que tengo una horma complicada y debo probarme el zapato antes, aún así me arriesgué… ¡¡¡fui la mujer más feliz del mundo!!! Eran como un guante.

Y ahora con el carrito nos pasa lo mismo, somos flexibles, pero tenemos cuatro cosas muy claras:

  1. Tenemos intención de portear más que usar carrito, por tanto no queremos un trío, al menos sin tener la experiencia de portear primero. El capazo, creemos, nos sobra.
  2. Nos interesa que el Grupo 0 (sillita para el coche) se pueda adaptar al carrito para momentos puntuales, por si acaso más que nada.
  3. El Grupo 0 (sillita para el coche) con ISOFIX, nos resulta totalmente imprescindible.
  4. No vamos a comprarlo hasta después de que nazca Futuro Bebé, pero el Grupo 0 es imprescindible antes de que nazca.

El Grupo 0, la verdad, es que me he dejado guiar por la OCU y su valoración sobre la seguridad. Futuro Papá está de acuerdo conmigo en decidirnos por el Recora Privia. Como Futuro Coche tendrá ISOFIX, no necesitamos adaptador. Os dejo aquí las características de la sillita:

Recaro Privia OCU2

Acabo de investigar un poco más. Pensaba que podía comprar el Recaro Privia sin el Recarofix Base y por eso estaba toda emocionada y decidida a ese Grupo 0. ¡¡¡Pero se nos sale de presupuesto!!! De todas maneras, con los quebraderos de cabeza que me ha dado el tema, ahí os dejo la información para quien pueda resultarle útil y se lo pueda permitir.

Esto simplifica muchísimo las cosas, la verdad. Porque la única opción de carrito combinable con sillita de coche con ISOFIX que hemos encontrado es ésta. Aún así, este fin de semana, que haremos las primeras compras de muebles para Futuro Bebé, preguntaremos en tiendas especializadas. ¡¡Acabo de descubrir que no trae la base para poner al coche!!

Siento como si llevara cuatro duros días buscando información de carritos, ¡¡PARA NADA!! ¿Os he dicho ya que esto es el infierno de las pesadillas?

Baby Ticker

Os recuerdo ESTE POST que tiene que ver.

Este post lo tengo a medio hacer desde hace bastante tiempo, más o menos desde que sé que estoy embarazada. Porque una cosa tenía clara, y es que quería ponerme un banner en el blog, uno bonito para que, en caso de no publicar durante una temporada, la gente supiera si estoy probablemente de parto o no. Buscando descubrí uno parecido al que podéis ver, pero no se podía poner en wordpress.com. Buscando otro parecido y nada, en fin… ¡que ya me estudié el cómo ponerlo y encontré la fórmula!

Pero vamos a ir uno por uno…

 BabyFetus Ticker

Éste es de los que me he planteado en un momento dado. Es muy sencillo y se ve perfectamente la evolución del nene. Podéis configurarlo AQUÍ. Tiene un inconveniente y es que en una barra lateral tan pequeña, se ve excesivamente pequeño, por lo que habría que cambiarlo de ubicación.

Tenéis varias opciones en ese mismo estilo, incluso para una cuenta atrás para la próxima prueba de ovulación… Aquí unos ejemplos:

Conociendo el tamaño del bebé por frutas:

 BabyFruit Ticker

Con el nombre de Futuro Bebé:

 BabyName Ticker

Y los que al revés, dicen tu nombre:

 IAmPregnant Ticker

Todos ellos los podéis encontrar AQUÍ

Los banners que se parecen al que yo tengo podéis encontrarlo AQUÍ y AQUÍ. Pero bien, para wordpress.com no sirven los códigos que la página genera, no los acepta y es imposible encontrar una página que te lo convierta. Pero yo cogí, encontré este manual, ¡¡¡y conseguí convertirlo yo sola!!! (Un poquito de autobombo, estuve sudando charchos durante 2 días. Y ahora voy y os lo regalo). Toda la información la encontré AQUÍ.

Ahora bien, wordpress no me deja crear una cajita (como en Blogger) para que podáis copiar el código, he tenido que crear una imagen para el código y tendréis que copiarlo a mano. Pero el trabajo difícil ya lo tenéis hecho, espero no recibir muchas quejas. De todas formas, si encontráis problemas, escribidme al mail de contacto y os envío el código para que sólo tengáis que copiarlo y pegarlo.

Código FB2

Hay que copiarlo todo seguido, aunque aparezca en 3 filas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑