Buscar

Mamifutura

Mis sentimientos y pensamientos como madre

Etiqueta

FuturoBebé

Charla Importante I

Espero que haya muchas más en un futuro próximo, pero la verdad es que me gusta mucho hablar con Futuro Papá.

Yo soy como un volcán, cuando siento algo por dentro lo saco en modo “machaco lo que encuentre” y si Futuro Papá no fuera como es, arderíamos todos en un manantial de lava. Pero tiene la santa paciencia de mirar lo que digo con perspectiva  y encontrando el punto en el que puedo hablar sin matar a nadie con palabras. Así que hablamos.

Y hablamos mucho. Futuro Bebé estaba presente en la conversación en cada frase que decíamos. Por un lado hablamos de los miedos y de planteamientos que necesitábamos hacer frente de una manera u otra en algún momento.

Voy a hablar de la parte que me toca a mí y puedo decir orgullosa que la conclusión es que debo recuperarme en un tiempo establecido (admisible). Que procuraré espabilar al máximo en mis quehaceres hogareños y puedo respirar más tranquila porque Futuro Papá quiere hacer el camino conmigo.

Todo por el susto de unos dolores de ovarios que por fin parecen haber remitido.

¿Futuro Bebé con Síndrome de Down?

Mi cabeza es de ésas que les gusta pensar en todo, sobre todo en todo tipo de situaciones. Antes de conocer a Futuro Papá me imaginaba situaciones como que mi futuro marido había tenido un accidente de bici y se quedaba parapléjico para siempre, pero yo me enamoraría igualmente, porque sería un hombre fantástico que sabría sacar lo mejor de mí. Por suerte no fue así y me encontré totalmente enamorada de Futuro Papá… si lo viérais, también os enamoraríais y si tenéis la osadía de conocerle, es caer rendida a sus pies.

Con Futuro Bebé me pasa lo mismo. Me imagino todo tipo de circunstancias. Mis preferidas es que me sale un hijo rebelde y no consigo meterle en vereda (mi madre me amenazaba cuando era pequeña con que mis hijos me harían pasarlo tan mal como yo se lo hacía pasar a ella y tengo un poco de trauma). Y también pienso ante circunstancias más adversas como si naciera con alguna malformación.

Brujuleando por redes sociales, de chiripa y de la forma menos pensada, me encontré con este vídeo que me ha emocionado muchísimo. Lo quiero compartir con vosotras/os. Espero que os guste tanto como a mí:

Fisioterapia, ¡bye, bye!

Hoy he recibido mi última sesión de fisioterapia para la rodilla, al menos si no hay complicaciones en un futuro. Mi trayectoria después de la operación ha pasado por dos compañías aseguradoras y múltiples fisioterapeutas. Lo que iba a ser una recuperación de “dos meses como mucho” ha sido un suplicio de cuatro meses.

No os imagináis lo contenta que estoy por ello. Implica muchas cosas, entre ellas y la más importante: me puedo dedicar a mis quehaceres del hogar. Quizás para la mayoría os parezca una bobada, pero para mí es importante. Es uno de mis objetivos del 2014: ser más responsable en mi casa y eliminar la pereza de mi vida hogareña. Organizarme las tareas de casa, las comidas y las compras.

No he sido instruida en el arte de ser ama de casa, porque a mi forma de verlo es todo un arte. Ser capaz de tener la casa limpia, ordenada y organizada sólo puede tener un nombre: ARTE. Porque francamente lo veo imposible. Y si quiero traer a Futuro Bebé a la vida, tengo que ser ama de casa y madre, además de trabajadora. El poder del sacrificio creo que lo puedo desarrollar facilmente, pero el organizar esas tres funciones y no olvidarme de ser la mujer de Futuro Papá podría llegar a volverme loca si no encuentro el espacio propio para mí que necesito. Y no veo las horas del día para eso sin sacrificar por ello horas de sueño que necesitaré para afrontar nuevos días.

Todo es cuestión de organización y prioridades. Al menos es lo que me ha enseñado la vida. Pero en el caso de los quehaceres, hay mucho de educación. Parece mentira, pero es verdad. En ese aspecto he aprendido muchísimo de Futuro Papá. Mi madre ha querido hacérmelo entender, pero sin ponerlo en práctica. Me recriminaba que no fuera capaz de hacer un huevo frito, pero cuando alguna vez he querido que me enseñara, me echaba de la cocina a patadas porque no hacía las cosas como ella quería sin explicarme lo que estaba haciendo mal. En cambio Futuro Papá sí tiene la santa paciencia de enseñarme y ayudarme a desarrollarme en mi casa (una paciencia realmente infinita, debo reconocérselo).

Y si pretendo ser madre, tengo que demostrar mis habilidades en la organización y priorización de mis quehaceres del hogar. Ahora que vuelvo a disponer de tiempo, ¡¡toca demostrarlo!! Debo seguir haciendo rehabilitación, pero ya en mi gimnasio (ese que he pagado durante los cuatro meses que no he podido ir), en los tiempos que establezca para ello dentro de la prioridad que le corresponde y combinándolo con el resto de los quehaceres del hogar.

Conciliación Laboral: Mis Primeros Pensamientos

Hace poco ha sido un tema muy común entre los blogs plantear el tema de la conciliación laboral con sus bebés recién nacidos. Futuro Bebé todavía sólo está en mente, pero también es algo en lo que voy pensando.

Me preocupa, es inevitable, piensas en ello desde el momento en el que te imaginas un bebé en tu vida. Piensas en cómo vas a combinar la vida laboral con la vida maternal y a mí se me han ocurrido estas ideas:

  1. Pido reducción de jornada. Al principio no va a suponer un cambio en el sueldo, pero al final pues sí. ¿Cuánto me puedo permitir dejar de cobrar para trabajar menos horas? Pues con los sueldos de hoy en día, ni media hora. Es algo que tendría que hablar con mi empresa y con Futuro Papá, pero hay cosas más importantes antes del tema de lo que pueda pasar de aquí a dos años, cuando el tema sea inminente.
  2. Busco otro trabajo más cerca de casa, que no gaste dos horas en el transporte a diario. Pero entonces tendría que buscar a alguien que lo cuide en los días libres escolares, como semana santa o navidades. El sueldo en mi trabajo actual no es bueno, pero sí me permite cuidarle en sus vacaciones y tener un mes entero en verano. Aunque esto no nos afectaría hasta dentro de cinco o seis años, pero luego será cuestión del resto de su vida.
  3. Pido una excedencia para cuidarle. Esto me dejaría sin sueldo directamente, por mucho que sea la opción que más me gusta, es la que menos me puedo permitir. Si en un momento dado fuera posible, ¿cuándo lo haría?

Mi horario también es difícil, pero se puede combinar con el horario de Futuro Papá. Aunque esperamos pronto una subida de categoría para él que implica un cambio de horario importante. Tenemos la firme intención de no implicar a los Futuros Abuelos, pero me queda la tranquilidad que tienen un horario permisible. Futuro Papá trabaja cerca de casa, es otra tranquilidad.

Diario de Bebé

Muchas habéis comentado en Diarios de Embarazo que me haga mi propio diario, pero sigo pensando que no es lo que quiero. Es una idea fantástica y así podría tener lo que yo quiera en mi diario, pero no es así. Porque no voy a poner información de la semana en la que estoy (perezosa natural que soy), no voy a hacerme preguntas a mí misma ni nada de lo que ya hay.

Otra cosa diferente, pero que se confunde fácilmente, es el diario del bebé. También pienso tener uno y ese sí va a ser personalizado. Es donde le contaré a Futuro Bebé cómo crece. Pondré sus primeras fotos, escribiré sus primeras palabras, tendrá su primer mechón, su primer diente caído y sus primeras uñas cortadas. Le contaré cómo fueron sus primeros años de vida… Pero sin añadir información de cómo debería haber crecido o qué debería haber hecho su madre.

Supongo que para que se entienda mejor: el diario del embarazo es para mí, para ver cómo evoluciono, para tener un recuerdo de lo que sentí. Mientras que el diario del bebé es para Futuro Bebé. Es mi regalo a su vida y merece todo el esfuerzo del mundo.

No digo que yo no lo merezca, pero no es comparativamente igual el Diario de Embarazo, donde pienso desahogar mis angustias sin tapujos ni disfrazar nada, que el Diario de Futuro Bebé, donde tendrá la historia de su nacimiento y crecimiento.

Por eso llevo unos días mirando cosas de scrapbooking.

Para quien se encuentra con este término por primera vez (como yo hace una semana): es hacer un álbum con decoraciones propias, desde cero. Con recortes, pegatinas, botones, lazos, etc. Si buscáis hay verdaderas preciosidades muy meritorias.

De repente el “washi tape” forma parte de mi vocabulario. Me vuelvo a enamorar del mundo de las pegatinas. Me pongo a buscar un “roller date stamp” que me fascine. Encuentro troquelados baratos por los que me tiraría de cabeza. Y estoy indecisa si comprarme una tabla de corte o no.

Ayer compartí estas inquietudes con Futuro Papá y con mucha sabiduría me recomendó hacer un scrapbook lo más económico posible antes de hacer el Diario de Futuro Bebé. Así que, ¡Álbum de Boda, allá voy!

Daisypath o Lilypie

Un fin de semana hablando con AmigaS sobre herramientas en la red, información online y demás me comentó que durante su embarazo entraba a un foro y usaba un calendario muy mono de cuenta atrás durante su embarazo. Estuvimos dos semanas buscándolo cada una por su cuenta y el domingo por fin nos sentamos a averiguarlo. Y entonces lo encontramos: Lilypie.

Navegando por la página, no sé cómo, he llegado a una exactamente igual que ahora se llama Daisypath. Ambas funcionan igual, así que no cuestioné cuál usar para probar.

Se trata de una barrita muy cuca que puedes poner en el lateral del blog, en la firma de foros o en servicios múltiples de la red para mostrar en qué estado de evolución está… lo que sea. Puedes elegir desde cuánto falta para tu boda hasta cuánto ha pasado desde tu boda. Tu cumpleaños tiene la mismas opciones y un sinfín de fechas más. Pero lo hablamos por el momento del bebé, así que es en lo que nos centramos y la verdad es que las barrita son una auténtica cucada. He visto a varias que lo tienen ya puesto, por lo que esto no será una novedad para ellas, pero muchas quizás queráis poneros una de estas barras.

Yo me la pondré más adelante, cuando Futuro Bebé ya esté dando tumbos por mi tripa, pero para quienes queráis recordar cuanto falta para el cumple o algo así, pues también tenéis la opción.

Aquí tenéis una muestra en la que está configurado mi próximo cumpleaños:

Daisypath - Personal pictureDaisypath Happy Birthday tickers

Puedes editar la barra que mostrar, el color de fondo, el muñecajo, el texto que se muestra, si quieres ponerle tu avatar o no. Por ejemplo aquí tenéis otra posible configuración con lo mismo (es un poco muy al azar):

Daisypath Happy Birthday tickers

Ambas tienen también aplicación para el móvil, aunque es de pago. Puedes configurarte igualmente diferentes barritas:

Daisypath

Sinceramente, no creo que merezca la pena el precio, pero es elección de cada uno. La cuenta online es gratuita y tiene un sin par de elecciones donde publicar, lo cual se agradece muchísimo. Si os animáis y tenéis dudas, podéis escribirme al mail o dejarme comentario.

La Recuperación

Esta semana Futuro Papá trabaja de turno de noches y según se acerca el fin de semana, tanto tiempo de separación hace mella. Es un poco de frustración de no poder estar con la persona que quieres más de 10 minutos al día sin que el otro esté recién despierto. Esta semana en concreto le echo mucho de menos, por eso quizás estoy teniendo más despistes de lo habitual.

La rodilla se recupera poco a poco. Las fisioterapeutas me están felicitando porque ya avanzo con mejor paso. Creo que es porque me esfuerzo también los fines de semana en hacer ejercicios que me invento un poco. Pero no me queda nada para recuperar la flexión total y quizás de aquí a poco, me deja de doler definitivamente los ejercicios de flexión y me puedo centrar en recuperar músculo.

Está siendo mucho más duro de lo que jamás me habría imaginado. No en el terreno físico, sino curiosamente en el psicólogico. A estas alturas, según la promesa del traumatólogo, ya iba a estar más que recuperada. Y no tener todavía la flexión me tiene un poco “desinflada”. Me noto caminar coja, enseguida pongo remedio, pero es otro granito de arena que pesa en la montaña.

Esta mañana hemos decidido hacer un esfuerzo económico mayor. A mí me implica quedarme sin cafés con las amigas, pero la causa lo merece. Futuro Bebé lo merece todo.

Compra del Súper Online

Llevo años planteándome el tema de hacer las compras de comida online. Pero Futuro Papá (sensato entre otras muchas de sus virtudes) me razonaba con motivos muy convincentes de que no era muy buena idea. Y siempre lo he dejado pasar.

Pero en mi cabeza (cabezota) siempre estaba que no era tan mala idea. Que ahorraba muchísimo tiempo (cada vez que hacemos la compra grande solemos tardar entre dos y tres horas, ¡estamos hablando de toda una tarde!), además de todo el peso que tienes que subir a un piso X sin ascensor. A estas alturas de nuestras vidas es algo soportable y llevadero, no cuesta tanto y ayuda a ejercitarte. A salir de la rutina y concienciarte de la falta de alimento que tenemos. La verdad es que ir al Súper en físico tiene muchas ventajas. Te encuentras con gente que normalmente no ves, haces migas con la panadera (ya me conocen todas) y te recomiendan qué llevarte (siempre con un guiño). La cajera se sabe mi nombre y me pregunta por mis dolencias, por la boda…

Creo que soy demasiado sociable. Echaré esas cositas de menos.

Aún así, en mi conciencia, pensaba que podría formar parte de nuestro Futuro hacer la compra online. Principalmente por el ahorro de tiempo y el ahorro de peso. (Daros cuenta que no hablo del ahorro de dinero). Yo me lo planteaba más factible a la hora de tener a FuturoBebé en casa, pero bueno.

Nunca nos habíamos puesto a hacer comparativas de precios de Físico vs Online. Aunque sí entre varias tiendas. Pues el otro día recibimos una magnífica recomendación de parte de un amigo para realizar las compras en un Supermercado Online. Y oye, pues lo probamos. Nunca hemos tenido miedo a comprar online, pero a veces necesitas recomendación.

Falta decir que los alimentos frescos ni nos planteamos comprarlo online. Una cosa es el aceite, la leche, los refrescos, las conservas, el papel higiénico, los productos de limpieza, etc. y otra la carne, las verduras y el pescado. Por suerte en PueblitoMadrid hay carnicerías donde nos conocen los dueños y siempre saben cómo queremos lo que compramos, fruterías y verdulerías donde también nos tienen cogidos el punto, la panadería de la dueña cotilla. En fin, que la intención era ahorrarnos peso y tiempo, pero jamás perder esa “relación” con la gente que ofrece la mejor comida.

Cuando nos pusimos a comparar entre las tiendas físicas más multitudinarias y el Super recomendado la diferencia de precio no era mucha en las marcas más conocidas. ¡Pero en Super recomendado los gastos de envío eran prácticamente gratis! Y también tienen muchos descuentos en marcas blancas y ofertas cada día muy interesantes. Te hacen un pack regalo de bienvenida y otra cosa no, pero atentos son un rato. Te llaman para confirmar los datos y puedes concretar en un plazo de dos horas la hora de entrega. Y por lo que nos han dicho y lo que hemos vivido, el repartidor siempre es muy majo. No es un rancio de los que tienes que aceptar lo que te dan y dar las gracias.

A mí, personalmente, me ha sorprendido el ahorro del dinero. No me lo esperaba. Lo que hemos comprado en esta ocasión, en la tienda física, habría salido por 50 o 70 euros más. Y casi hemos derrochado en plan: 2 botellas de 5L de aceite, 6 coca-colas para aprovechar el ahorro de peso. La primera vez que compras te ahorras el IVA y es que siempre te regalan algo por una cosa u otra.

Nuestra experiencia, junto la de quien nos lo ha recomendado, ha sido muy grata. Seguramente acabe formando parte de nuestro día a día, siempre con lista previamente hecha.

Si os apetece, podéis echar un vistazo. Y si os convence, enviadme un e-mail y os invito, ¡así todos ganamos algo!

Tu Despensa Online

Tenéis que tener en cuenta que la navegación al principio cuesta, pero al final es bastante intuitiva.

Presentación Oficial desde WordPress

¡Hola!

Tenéis un pequeño resúmen en el apartado del menú “Sobre Mí“, pero quizás no sea suficiente para conocerme.

Soy una chica que está a punto de cumplir 29 años y tengo el instinto maternal revolucionado desde los 23. Me casé el año pasado y desde entonces hemos empleado bien el tiempo invirtiéndolo en nosotros: FuturoPapá y yo. Después he tenido que ir a quirófano y estoy en el arduo proceso de recuperarme. Pero hemos decidido que cuando me recupere del todo y consiga tener mejor forma (a día de hoy subo a diario dos pisos de escaleras y llego a casa echando los pulmones por la boca), dejamos ocurrir el gran milagro de la concepción.

Estoy muy emocionada porque llevo deseándolo mucho tiempo. Pero no puedo quedarme dormida, tengo que despertar. Debo tomar las riendas de mi casa y convertirme en esa Futura Mamá desde ya. Organizar nuestra casa, nuestras comidas con fuerza a ilusión.

He comenzado esta aventura desde Blogger porque da mucho juego a la hora de diseñar el blog, también porque la mayoría de las comentaristas que conozco son de esa plataforma, pero he visto que WordPress tiene mucha acogida en esta Comunidad y dado que lo prefiero, ¡pues aquí me he venido!

Soy también bloguera desde hace 9 años, pero no quiero mezclar identidades. Así que aquí estoy, ¡¡comenzando una nueva aventura bloguera!! Y esperando que sea la definitiva, encontrar mi camino y disfrutar de FuturoBebé mientras vamos a su encuentro.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑