Buscar

Mamifutura

Mis sentimientos y pensamientos como madre

mes

enero 2021

Entrevista de Oriol Lugo

Como ya sabéis, estoy de “mudanza” y voy a trompicones de aquí para allá haciendo mil cosas a la vez y tal. Una de las cosas que surgieron entre la vorágine fue una entrevista que me hizo el Dr. Oriol Lugo.

Entre tanto trajín, debo reconocer que ni siquiera le di publicidad en mis redes ni nada, pero ha sido algo muy bonito que sí quiero compartir para el recuerdo. Así que os lo dejo disponible aquí por si lo queréis visionar y conocer un poco más mi punto de vista sobre el Kakebo:

La Nevada Histórica del 2021

No sé lo que se contará en el futuro sobre lo que ha pasado estos días. No sé qué cosas no se están contando ahora que se sabrán después, pero sí sé cómo lo estamos viviendo en nuestra familia y eso es lo que quiero compartir para que lo tengamos en el recuerdo.

Dicen los telediarios que es una nevada como no se ha visto en 50 años. Madrid capital totalmente colapsado y el resto del país muy blanco en general. Filomena (nombre de la borrasca que nos ha traído estas cosas) ha dejado el terreno perfecto para que después las bajas temperaturas lo hielen todo. Han cerrado los colegios una semana y están recomendado el teletrabajo como a principios de la pandemia. Está siendo un recordatorio curioso del confinamiento, pero pudiendo salir y disfrutando de la nieve.

Contrario (antes conocido como Papá Fúturo, pero estoy cansada del lío de sus nombres en mis webs) ha sido quien ha despejado la entrada y salado el pasillo. También ha hecho labor de voluntariado con su 4×4 en una iniciativa conocida como SOS4X4 donde se hacían los traslados de sanitarios y pacientes a hospitales que no podían.

El primer día de nieve Contrario se fue con los niños a Casa de Abu. En principio no queríamos que saliera Peque, pero insistió mucho y se puso muy triste. Así que con el trineo se hicieron el camino y llegaron muy bien y él se divirtió mucho.

Al día siguiente repetimos, pero ya toda la familia e hicimos un muñeco de nieve. Fue el primer muñeco de nieve de toda mi vida. Coincidimos en el jardín los tíos y nosotros (los abus se quedaron dentro de casa) y nos divertimos mucho intentando montarlo. La verdad es que me gustó mucho más de lo que me imaginé. Es bastante alto y creo que ha quedado muy bonito.

Mayor se quedó con los tíos e hizo más muñecos de nieve, de varias bolas y se lo pasó realmente bien. Va a ser un gran aficionado de los muñecos de nieve.

Luego, como nos gusta mucho, hicimos una excursión en 4×4 por los caminos. Alguien diría que es irresponsable, pero realmente lo hicimos para practicar y saber actuar en caso necesario. Además de poder ayudar. No pasó nada y si hubiera pasado, estábamos preparado (aprovecho y os recuerdo el post sobre: qué cosas llevar en el coche en invierno de Supervivencia en Familia)

Luego, cuando la nieve se convirtió en hielo, hicimos menos actividades fuera de casa. Nos refugiamos en nuestro hogar al calor de la chimenea e hicimos más piña en familia. Aprovechando algunos regalos de estas navidades.

Reyes 2021 en Familia Fútura

Aquí celebramos tanto Reyes Magos como Papá Noel, creo que es bueno celebrar las cosas y cualquier excusa es buena. Papá Noel en esta casa trae las cosas divertidas para disfrutarlas durante las dos semanas que no tienen que acudir al centro educativo. Y los Reyes Magos traen las cosas más útiles que se pueden aprovechar y necesitar en distintos momentos. En Casa de Abu la cosa va distinta… pero en nuestra casa las cosas son así.

Hace un tiempo se recomendaba tener un límite de regalos para que valoraran y apreciaran lo que reciben. La verdad es que con la economía como la tenemos y nuestras creencias, lo hacemos de manera natural. No lo hacemos con esa idea, lo hacemos con convencimiento intrínseco.

Ahora bien, lo que yo por mi parte tengo claro y Papá Fúturo está de acuerdo es que son libres para pedir todo lo que quieran. Mayor ha pedido un dron, pedirlo puede pedirlo. Pero tiene muy claro que las divinidades oportunas traerán aquello que sea más conveniente para él. No quiero que limite sus deseos en ningún aspecto de su vida y se sienta libre de pedir la Luna, el Sol o las estrellas que considere oportunas, pero no por ello las obtendrá. Tendrá lo que sea mejor para él.

No soporto el “lo que se merezca por portarse bien”. Me hierve totalmente la sangre. ¿Quién es juez y verdugo de un niño? Es más, lo que uno metiendo la pata en realidad lo ha hecho con su mejor intención, otro con intenciones no muy benignas ha podido equivocarse y hacer bien algo sin querer.

Los Reyes Magos y Papá Noel de mi casa le dan a mis hijos lo que consideren más beneficioso para su desarrollo. Y claro, en las edades de las que hablamos, un dron todavía no.

Muchas otras cosas sí (no tantas como parece el “muchas”), pero cosas que usarán para disfrutar y aprender a partes iguales. Justamente hoy hemos hablado sobre el valorar las cosas Mayor y yo. Todavía se le despista el concepto, pero poquito a poco va comprendiendo la vida.

Vuelta al origen desde el presente

Bueno, hemos vuelto a la plataforma gratuita de WordPress. Cuando me pasé a la plataforma de pago estaba llena de emoción, de ilusión y de expectativas. Ahora que vuelvo, me estoy llenando de tranquilidad, calma y paz. Exactamente igual que mi maternidad.

La búsqueda del embarazo, el embarazo, el parto y tener un bebé son momentos vitales llenos de una emocionalidad muy fuerte. Es como una explosión que rompe con tu propio ser entero y te transforma en la persona que siempre has sido pero que guardabas muy dentro. Para mí ha sido así. Ha sacado para fuera la persona que yo era y que me sentía incapaz de mostrar porque “no encajaba”.

Ahora he roto el cascarón y ya soy yo, y soy incapaz de no serlo. Estoy dejando de tener bebés, el Mayor ya no lo era desde hace tiempo, pero Pequeño empieza a dejar de serlo. Y esa etapa se ha perdido entre mi nacimiento como emprendedora, funcionaria, escritora, etc. etc. etc. No os la he contado y ya solo me nace hacer un resumen.

No tener que preocuparme por mejorar el mundo desde mi maternidad me llena de una sensación de paz. Me “molesta” un poco la inversión que hice en su día para fomentar nuevas maternidades en las demás. Cursos para ser asesora de porteo, asesora de lactancia, marketing para la venta de copas menstruales… Si no hubiera gastado ese dinero en esas cosas ahora podría invertir en el bienestar mejor de mi familia, pero eso ya no es el presente. También me han hecho crecer y darme cuenta que eso no era lo que yo realmente quería. Que estaba ciega por la explosión que supuso para mí la maternidad y eso es así.

Han pasado muchas cosas, estoy viviendo la bimaternidad desde el asombro que es descubrir las personalidades tan dispares de dos personitas que han salido de los mismos genes. No puedo parar de admirar la diferencia tan abismal entre los dos y las similitudes que hay entre los genes de los que provienen. Cada uno tiene aspectos diferentes de sus progenitores que combinándose de formas distintas hacen personas completamente dispares. Ninguno se parece totalmente a un progenitor y la combinación los hace totalmente diferentes entre ellos y hacia nosotros.

Las comparaciones son odiosas, pero no estoy comparando, estoy admirando. Cada uno tiene sus expresiones de cariño, sus conocimientos innatos, su forma de aprender, su forma de sentir, su forma de ser, su forma de vivir… Es tan maravilloso poder experimentar estas diferencias.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑