Finalmente he vuelto a mi ginecóloga de siempre, que me conoce, me reconoce y con quien tengo confianza. Así que con todos los informes volví a ella, pero a la clínica en lugar del hospital donde atiende.

Me reconoció al verme y bueno. Siento muchísimo no entrar en muchos detalles, pero mi humor de hoy está susceptible.

Al ver los informes ella lo tenía clarísimo. Es una Gestación Interrumpida y las opciones que hay son un legrado o, dado que el saco tiene un tamaño minúsculo, la pastilla. Los pasos que me indica que deberíamos seguir son: Pastilla, control ecográfico a los 3 días, pastilla, control ecográfico a los 3 días y legrado, si no llegara a producirse el aborto artificial con la pastilla.

Me gustaría ser más delicada escribiendo, de verdad. Pero he entrado en un modo de “echarlo” fuera y no tengo mucho control sobre cómo digo lo que digo… Y no sé si quiero tenerlo porque supondría no parar de llorar.

Pude hacerle preguntas y Papá Fúturo también pudo, no recuerdo cuáles hicimos, pero sí recuerdo las respuestas. El dolor del aborto sería como el de un “reglón” y deberé acudir a urgencias después de sangrar. No es conveniente usar la copa menstrual durante el aborto. Si todo va bien, sería un rato de dolor y sangre. El aborto puede producirse en cualquier momento hasta 3 días después de tomar la pastilla. Normalmente en la Seguridad Social te dicen que debes esperar 3 ciclos menstruales para buscar el siguiente embarazo, pero es porque no hacen control ecográfico después del aborto. Según sus indicaciones, deberemos acudir a un control ecográfico una semana después del aborto para ver si ha quedado todo limpio. Si es así, se puede comenzar la búsqueda en ese mismo momento, pero si no es así, habrá que programar un legrado. El legrado es una intervención quirúrgica donde tienes anestesia general.

Después de responder a todas las preguntas, cuando fue el momento de: “Pues adelante”. Dijo que me haría la ecografía, cosa que me había dicho que no haría… Yo ya me sentía en el limbo y me dejé hacer. Así que me senté en el potro. Revisó bien la ecografía del día anterior, me hizo la mía y me dijo que como era la primera que me hacía, por protocolo me mandaría una semana más para revisar, pero que teniendo las anteriores igual nos evita darnos esperanzas. Ella lo tenía muy claro: es una Gestación Interrumpida.

Pero…

Vio algo, no sé el qué (los términos técnicos se me escapan). Pero del lunes al martes ha habido una minievolución. Me dijo que está medio desprendido y podría caerse en cualquier momento y tener un aborto natural, pero que ha visto algo más de lo que se ve en la ecografía anterior. La evolución es lenta, extremadamente lenta, tiene toda la pinta de que no seguirá adelante, pero algo hay… De un día a otro, algo más se ha podido ver.

Nos ha pedido que no tengamos esperanzas, pero nos ha mandado a control para la semana que viene.

Al preguntarle por el reposo que tenía que seguir, porque no lo tenía muy claro. Nos dijo que hay que evitar hacer deporte, tener sexo y comprimir la barriga. Esto se indica porque ahora mismo lo más importante es que no tenga vasodilatación en las arterias de la zona y que tampoco debo comprimir la barriga, por lo demás, puedo tener una vida casi normal, pero debo evitar todo lo que implique aumentar el flujo de sangre y comprimir o contraer la tripa, por lo que cargar peso también está contraindicado, lógicamente.

También le pregunté la diferencia entre tomar la progesterona por vía oral o vaginal. Me comentó que por vía oral sólo se absorbe un 30% de la progesterona y por vía vaginal se absorbe todo, por lo que es mucho más efectiva.