Como ya sabéis, hasta que me decida en qué hospital voy a dar a luz, seguiré ambas vías. Aunque cada día lo tengo algo más claro…

En esta ocasión he ido a la ginecóloga que he elegido que me llevará el embarazo y espero que, también, el parto. Fui con todo mi historial ginecológico (aunque debería tenerlo en el ordenador) y deseando entrar. Por la mañana, mientras me preparaba para ir, al lavarme, vi salir un coágulo. Fue un coágulo de 1 cm de grande y me quedé muy asustada y muy preocupada, si no fuera porque me estaba preparando para la cita con la ginecóloga, habría salido corriendo a urgencias como una loca posesa. Una cosa es manchar, pero otra muy distinta es ver coágulos.

El rato de la sala de espera se me hizo eterno, pero finalmente entré con media hora de retraso. Hizo un repaso del historial que ella vio en el ordenador, me preguntó mi FUR (Fecha Última Regla) y le conté lo del coágulo de la mañana.

Me pesaron (81,2 Kgs) y me tomaron la tensión (110 – 80). Después me dijeron que me pusiera en el potro y ahí me senté. Me hizo una ecografía vaginal. Después de cinco segundos de silencio me indicó que tenía un hematoma bastante grande. Me enseñó el saco embrional y el hematoma, que se veía perfectamente que era mucho más grande que el saco.

Me dijo que esto ocurría muchas veces porque al implantarse el óvulo fecundado rompía una pequeña vena que derramaba algo de sangre, que esto provocaba la mayoría de los abortos, y seguramente esto es lo que habría ocurrido. Ahora teníamos que intentar que el cuerpo reabsorba esta sangre para no provocar el aborto. Me ha mandado reposo y progesterona, preferiblemente vaginal.

Al decirle que tenía un viaje planteado para dentro de dos días, me preguntó si podía evitarlo. Que mi reposo, sin ser absoluto, debería ser de sofá-cama preferiblemente. También me dijo si alguien se podría hacer cargo de mi hijo mayor. Al preguntarme si trabajaba y decirle que no, me hizo entender que debería pedirme la baja por enfermedad ya para evitar el aborto, así que bueno…

También me dijo que el saco, aunque es del tamaño que debería ser por la edad gestacional, no se ve todavía embrión, como si indicara que estuviera de menos tiempo y que esto ocurría cuando se ovula más tarde. Le dije que había ovulado dos veces y correctamente el día que tocaba y el siguiente. Y se quedó en silencio.

Después me dijo que la más mínima señal de mancha de sangre roja o dolores, ante la duda, fuera a urgencias. Que en ese hospital no tenían (cosa que yo no sabía y me hace replantearme todo). Que esperamos que con la progesterona la cosa vaya bien. Que me vería la semana que viene para ver cómo ha evolucionado todo.

Por cierto, también me dio el volante para la analítica del primer trimestre. Me dijo que no haría falta llevarlo la semana siguiente, que me los hiciera cuando pudiera. Y me dieron una carpeta de seguimiento del embarazo con información muy diversa.

La progesterona me ha recomendado administrarla vía vaginal para que los efectos se hicieran antes. Lo que haría es relajar el útero y aumentaría los efectos del embarazo como náuseas y mareos. Debo tomarlo cada doce horas aproximadamente.

Así que aquí estoy, en reposo hasta próxima noticia…

PD: Sobre el hospital, me dijo que ahí no había urgencias obstétricas ni atendían partos, que tendría que ser en otro donde ellos también trabajan. Cada vez me gusta menos esta opción.

Eco 7 semanas
Podéis ver perfectamente el saco embrional. Lo que está señalado es el hematoma.