Entre unas cosas y otras, llevamos un tiempo planteando la fecha de una nueva búsqueda. Pensaba mantenerlo en secreto hasta para el blog, pero como todo en mi vida ha cambiado, también he cambiado de parecer y, finalmente, he decidido compartirlo.

Fecha arriba, fecha abajo, sabía que mi ginecóloga, antes de quitar el DIU, iba a querer hacer las analíticas correspondientes, la citología y todas esas cosas. Así que pedí una cita lo antes posible, con horario de tarde para estas gestiones.

Esta visita la gente la suele obviar y les entiendo demasiado bien, soy la primera de ellas que se me habría escapado si no me hubiera informado (sin querer) con anterioridad. Pero una de las cosas que me han aportado la blogosfera maternal es conocer la idea de revisarse antes de la búsqueda y espero, aunque sólo sea una persona, también concienciar sobre ello a más gente.

Nada más entrar y ver mi sonrisa me preguntó si estaba embarazada, me tuve que reír aún más y le recordé que llevaba el DIU puesto. A lo que dijo que era verdad. Revisó un poco más en profundidad mi historial en el ordenador y me preguntó qué idea tenía y demás.

Le hablé sobre mi cita con mi endocrino. ¡No se me ocurrió llevar los resultados de la analítica! También que ya estoy tomando eutirox por su recomendación para prevenir el hipotiroidismo durante el embarazo y, claro, me hizo preguntas sobre cuánto me salió en la analítica que no supe responder. Y ahí se quedó la cosa.

Me mandó al potro, me hizo la correspondiente ecografía. Donde vio que todo dentro estaba en orden, DIU bien colocado, sin problemas en los ovarios. Me los enseñó y todo… yo no vi nada, pero me los enseñó.

Después hablamos de cómo actuar ahora. Y era tal y como me esperaba. Hablamos sobre el ácido fólico, que en esta ocasión sería un sobre de ovusitol (en lugar de dos como la vez anterior). Obviamente, nos íbamos a esperar a los resultados de la analítica. Pensó que mi endocrino me había hecho una general hasta que le confirmé que no, que sólo hizo una de la tiroides específica y de serotonina. Así que me mandó también una analítica general y me dijo que si la TSH estaba por debajo de 2, en la siguiente visita, si queríamos, nos quitaría el DIU. Además si el resto de las pruebas también estaban en orden, claro.

A mí se me olvidó preguntar si para esta analítica tendría que llevar muestra de orina. Porque siempre que voy me la piden y nunca me avisan de que la lleve. Así que esta vez la llevaré y si me la piden bien, y si no… pues nada (os avisaré).

Escucha”Visita a la Ginecóloga. Revisión DIU 2 años y Analítica Preconcepcional – PM 03″ en Spreaker.https://widget.spreaker.com/widgets.js