No voy a extenderme, la verdad, pero a mí me ha hecho mucha ilusión. Es una de las cosas que más ganas tenía que ocurrieran y quiero reflejarlo para que Futuro Bebé lo sepa en su momento.

Anoche no paraba quieto y le notaba como nunca, llegaba sobresaltarme y podía sentirlo a través de la tripa. Invité a Futuro Papá a que me tocara la tripa y ocurrió… Futuro Papá fue testigo de los primeros movimientos de Futuro Bebé.

Sólo tenéis que imaginaros nuestras caritas.