Yo ya he tenido hipotiroidismo subclínico. No me mandaron ni dieta, ni pastillas, ni nada… sólo un riguroso control cada seis meses. Al cabo de dos años, desapareció (de esto hace un año y medio). Sin dieta, ni pastillas, ni nada… Así que lo dábamos todos por solucionado. Una vez me mandaron al endocrino y éste casi se rió en mi cara cuando vio que tenía un análisis con parámetros tiroidales tan pobres y míseros. Me mandó sólo control y punto (y creo que me pidió no volver a verme la cara o que no le molestara con mundicias, pero no lo podría asegurar. Fue de los que me ayudaron con mi fobia a la bata blanca, a desarrollarla, digo). Así que, cuando desapareció, nos despistamos y, aunque se lo indicamos a mi ginecóloga, no vio problema en ello.

Ahora con el embarazo el hipotiroidismo volvió a hacer su aparición estelar, por lo que la ginecóloga me mandó una analítica urgente e ir al endocrino en cuanto las tenga. Y yo, que soy hipocondríaca, soy muy bien mandada, eso hice… Y coincidiendo la recogida de resultados con la visita al endocrino…

He recibido una soberana bronca.

También debo decir que no he recibido nada de información. Ha echado sapos y culebras sobre los médicos que he tenido (que lo haga un especialista me hace confiar en él, mira tú) y me ha mandado con urgencia el tratamiento. También me ha dejado muy claro que si has tenido en algún momento de tu vida, antes del embarazo, algún problema de la tiroides, antes de embarazarte debes ir al endocrino, sí o sí o sí… por muy leve que haya sido y por muy mundicia que te diga el endocrino que es.

Las que no lo sabíais y os planteáis buscar, ¡¡manos a la obra!!

Ahora bien, tuve que ir sola y se me olvidó preguntar millones de dudas que me surgen ahora. Pero para algo está San Google.

INFORMACIÓN

Y la verdad es que asusta. Porque una cosa es que me afecte a mí, que de una manera u otra lo puedo sobre llevar, y otra es que afecte a Futuro Bebé. Así que chicas, ¡¡a ponerse las pilas!!