La verdad es que mayo ha sido un mes muy raro, entre los puentes y que Futuro Papá trabajaba en las semanas que yo las tenía, ha sido un mes muy… curioso. Nos conocimos más, en muchos aspectos. No sé, todo eso no se ve en el Calendario, no es lo mismo haber estado un poquito irritable, que haberse irritado del todo, esos detalles no se pueden ver. Pero oye, fue un momento del día, sea con la intensidad que sea, y sigue significando algo importante.

Mayo

 

Lo malo es que se ha roto la báscula… Así que ya no puedo medirme el peso. Por lo que esa parte, que era de las que más me interesaban, se van a quedar atrás.

Como podéis ver, mis irregularidades continúan. Espero que se terminen pronto.