Ver vídeo: AQUÍ.

Ese pequeño movimiento de la rodilla os puede parecer una tontería… (para mí lo es), pero haber sido capaz de hacerla sin demasiado esfuerzo, sobre todo, sin la sensación de que me iba a caer de rodillas…

¡¡ES TODO UN LOGRO!!

La rodilla se recupera, y eso significa muchas cosas. Aún no camino bien en las cuestas con tacones (sí, yo soy así…), pero el momento se acerca. Esa clase de step de la que salí decepcionada hizo mucho más de lo que nunca imaginé.

Así que voy a seguir haciendo ese ejercicio a ver si de aquí a que comience mi próximo ciclo (en dos días) me olvido de mis problemas de rodillas, me hago los análisis y… ¡¡¡ya veremos!!!

Eso sí, tengo que cumplir mi promesa de ser más juiciosa… Así que a demostrarlo esta tarde.